Su navegador no soporta o no tiene habilitado JavaScript.

Cómo cuidar tus patines, Escuela de Patinaje, Maravillas Sobre Ruedas, cuidar patines

Cómo cuidar tus patines, Escuela de Patinaje, Maravillas Sobre Ruedas, cuidar patines

Escuela de Patinaje Artístico
Maravillas Sobre RuedasCómo cuidar tus patines, Escuela de Patinaje, Maravillas Sobre Ruedas, cuidar patines

Cómo cuidar tus patines, Escuela de Patinaje, Maravillas Sobre Ruedas, cuidar patines

Escuela de Patinaje Artístico

Maravillas Sobre Ruedas

Tels.: 4642-8028 y 4632-2345

IMPORTANTE

Estimados alumnos y amigos: Por el momento las clases de patinaje de Maravillas Sobre Ruedas se encuentran SUSPENDIDAS porque nuestro lugar habitual de clases está siendo reacondicionado para ofrecerles más seguridad. Apenas podamos retomar nuestras clases les avisaremos a cada uno de ustedes.

Gracias por su comprensión y disculpen las molestias ocasionadas.

Cómo cuidar tus patines

PRECAUCIÓN:

Patinar implica un conocimiento de tu principal herramienta: los patines.

Aquí encontrarás consejos útiles para cuidar el estado de tus patines para que funcionen correctamente.

Si creés que tus patines necesitan una reparación o mantenimiento, asegurate de tener las herramientas adecuadas para realizar la tarea. El empleo de herramientas inadecuadas puede llevar a una reparación incorrecta de tus patines que produzca que no funcionen correctamente y, en el peor de los casos, que sufras un accidente y te lesiones.

Si no contás con el material de mantenimiento o reparación adecuado es preferible que los lleves a quien tenga las herramientas correctas y la experiencia en la reparación para evitar sorpresas desagradables.

No te olvides de esto.

Importante

Lo primero que un principiante debe saber, antes de dar sus primeros pasos, es conocer sus patines.

No cometa el error de tratar este tema en forma ligera, pues puede costarle un tiempo precioso en los entrenamientos.

 

Mediante una presión sobre las ruedas se les puede explicar a los niños su maniobrabilidad. También explique la utilidad y función de los frenos o tac.

 

Los patinadores no deben descuidar la importancia de:

  • Correcto montaje del patín en el botín.

  • La regulación de los movimientos (traks) en relación al peso del cuerpo.

  • La correcta adherencia de las ruedas al piso.

  • El correcto ajuste de las ruedas en relación al esfuerzo radial y axial que deberán soportar los rodamientos.

  • La lubricación de las partes movibles con relación al ambiente.

 

Aparte de la ineficiencia atribuida a la negligencia, el no alcanzar resultados puede ser atribuido a la mala manutención del patín.

 

Por la continua evolución del patín, por el progreso tecnológico y por las insuficientes experiencias documentadas, lo relacionado con esta materia es muy vago como para afirmar ciertos dogmas, por lo tanto, todo lo que digamos servirá como indicaciones para los interesados.

 

La manutención de los patines deberá ser realizada por el patinador, sea o no sea aconsejada por el entrenador, por lo que es el patinador quien debe encontrarse capaz de entender los defectos de sus patines y encontrar las soluciones.

La intervención del entrenador puede en ciertos casos ser eficaz, sobre todo cuando a causa de un problema mecánico, se vea comprometido psicológicamente el deportista.

El armado de los patines

No se tratará el nivel de aprendices debido a que generalmente cuando aprenden los primeros pasos, éstos usan patines de juguete.

No estará demás tener presente la importancia de la higiene de los pies, recordando que el aseo es algo esencial y debe ser realizado después de cada entrenamiento.

 

El patín de competición esta generalmente señalado con números que corresponden normalmente a la distancia entre ejes, expresada en centímetros.

El largo del patín debería corresponder a la distancia máxima (proyectada sobre la planta del pie) entre el final del metatarso y el punto ubicado un centímetro detrás del maléolo.

 

La práctica sugiere la siguiente relación entre botín y patín:

Nº de zapato

Medida del patín

25/28

10

29/30

11

31/33

12

34/35

13

36/38

14

39/40

15

41/42

16

43/44

17

 

Teniendo presente por ejemplo, que en un botín N° 38 se podrá montar un patín 14 o 15, según las características del patinador.

 

 Cabe indicar que los números arriba señalados no corresponden a la numeración norteamericana.

Trazaremos el centro de la suela del botín, entre el centro de la punta y el centro del taco, haremos coincidir el trazo con el eje de los asientos esféricos de los movimientos del patín, y transversalmente el eje trasero con el punto del maléolo indicado anteriormente.

 

Marcados los puntos de perforación, ya existentes en la plancha del patín, sobre la suela del botín, se procederá a la perforación de esta última, con una broca de un diámetro inferior al ya existente en la plancha del patín (la perforación de la plancha del patín es generalmente de 4 mm, usaremos una broca de 3,75 mm) hecho esto procederemos a poner los pernos (de cabeza plan y cromados, para que no se oxiden) de 4 mm, para que entren forzadamente en las respectivas perforaciones.

 

Para fijar las planchas al botín se usarán golillas de presión y tuercas, teniendo la precaución una vez fijados de cortar el excedente de los pernos. Algunos patinadores una vez cortados los pernos le dan algunos golpecitos (remachan) para que así no se puedan soltar las tuercas.

 

Las gomas de los movimientos (Traks)

Las gomas deben tener una presión y elasticidad tal que consientan un suave manejo de los movimientos.

Es importante que el entrenador una vez que recibe un niño, revise la presión de éstas, de manera que sea el patinador quien controle y no los patines que controlen al patinador.

Para el peso del cuerpo de un niño será mejor que las gomas sean blandas y no rígidas.

  

 

La manutención de la gomas se realiza con un constante aseo, de preferencia en seco, con talco o spray, del usado para las partes de goma en los automóviles (jamás usar ningún tipo de líquidos diluyentes o abrasivos).

Controlar periódicamente la elasticidad de éstas y cambiarlas cuando la elasticidad comienza a disminuir. 

Antes de iniciar cualquier actividad debe controlarse las tuercas del perno de los movimientos (perno central o King Pinn) y el ajuste de cualquier otra tuerca. 

Los rodamientos de los patines

Debido a los grandes progresos técnicos en este campo que ofrecen elevados requisitos de seguridad y calidad, generalmente se descuida la manutención de los rodamientos, algo realmente equivocado.

Casi todos los tipos de patín actualmente traen guarda polvo (que generalmente los patinadores sacan).

 

Lavado de los rodamientos

Los rodamientos deben ser periódicamente lavados y lubricados, siempre en relación con el ambiente, sea este con poco o mucho polvo. 

El aceite para la lubricación de preferencia debe ser delgado.

Existen muchas maneras de lavar los rodamientos, por lo que explicaremos una de ellas, el lavado se puede efectuar con dos pequeños recipientes, uno de ellos con una pequeña perforación en el fondo.

  • Ponemos los rodamientos en enjuague, con bencina, petróleo o diluyente (según el tipo de canastillo, con canastillo plástico no usar diluyente).
  • Después los vaciamos al recipiente perforado, donde verteremos el líquido que estamos usando (tapando el forado) y los batiremos bien, de manera que se laven bien.
  • Destapando el forado dejaremos escurrir el líquido, el cual precipitará todo el polvo y las impurezas (solo si los rodamientos están muy sucios podrán ser limpiados con un pincel, teniendo cuidado que no queden pelos en el canastillo que aprisiona las esferas del rodamiento)
  • Si el líquido queda muy sucio, se repite la operación.
  • Después extendemos los rodamientos en un paño limpio o un papel de diario, y uno por uno los golpeamos suavemente contra el paño o papel de diario para que salga todo el líquido excedente.
  • Se secan por su parte exterior y se revisan tomándolos de la parte central fija con el pulgar e índice , haciendo rodar la parte exterior.
  • Si no corren suavemente y contienen aún impurezas es conveniente soplarlos violentamente.
  • Si aún continua el agrupamiento será conveniente sustituirlo.
  • Si el rodamiento presenta un pequeño juego axial no es perjudicial, pero para el estilo libre es aconsejable que el rodamiento esté rodado.
  • Siguiendo esta operación, los rodamientos serán colocados nuevamente en los asientos de las ruedas (con ayuda del extractor) que deben estar perfectamente limpios.
  • Si la pista de patinaje no es polvorienta se pondrán una o dos gotas de aceite.

 

El montaje de las ruedas

Deberemos tener especial cuidado ya que no se debe exagerar en el ajuste de las tuercas.

Las ruedas deben estar firmes, pero sin comprometer el hilo del eje, especialmente cuando los patines traen golillas de presión.

Actualmente las tuercas tienen incorporado un plástico que hace las veces de seguro.

Sustituyendo la golilla de presión, es de suma importancia no lavar las tuercas en diluyente y revisar periódicamente este seguro plástico.

 

El montaje de las ruedas sobre un eje debe ser simultáneo, el ajuste debe ser alternado y progresivo en cada tuerca.

Cuando las tuercas están apretadas, puede ocurrir que las ruedas "bailen" o que no corran suavemente.

 

  • En el primer caso puede verificarse alguna imperfección en la fabricación, donde generalmente el hilo del eje es corto por lo que las tuercas no alcanzan a apretar; en tal caso se podrá agregar alguna golilla en los apoyos de los rodamientos.
  • En el segundo caso deben ser revisados los cubre polvo, para ver que estos no estén rozando en ninguna parte (actualmente los patinadores tienden a sacarlos).
  • Si esa no fuese la causa, puede ser originada por el separador corto, por lo que las esferas del rodamiento estarán ejecutando una presión axial. Tal inconveniente será solucionado cambiando dicho separador. Actualmente los patinadores tienden a sacarlos, pero creemos que se comete un error debido a que el separador mismo de la rueda no soporta la presi6n de los rodamientos y no trabajan en forma paralela, disminuyendo la velocidad de los mismos.

Además de la causas ya mencionadas, que son las más frecuentes, la falta de rotación de las ruedas puede ser debido a muchos otros motivos.

 

En caso de duda es conveniente cambiar la rueda completa, porque los rodamientos a veces son sometidos a tremendas exigencias, tanto radiales como axiales (trompos, salto etc.) por lo que, si no trabajan en su punto justo, estos cederán y pueden ser causa de alguna ejecución imperfecta.

Las ruedas de los patines

Hablar sobre este argumento es difícil, porque a las exigencias técnicas hay que asociarles el requerimiento del patinador (tipo de rueda) el cual no está evaluado.

El coeficiente de adherencia es un factor cierto. Se puede tener un buen rendimiento cuando oscila entre un 0,5 a un 0,7 según sea la altura y peso del patinador y de la calidad de empuje de éste en su patinaje.

 

La limpieza de las ruedas es muy importante.

Es inútil buscar el tipo de rueda cuando debido a la suciedad pegada a la superficie de ésta, pierde su coeficiente de adherencia.

La mejor limpieza es la efectuada pasando las ruedas por un torno especial para ruedas de patines o una pulidora axial con papel lija fina, habiendo tenido la precaución de sacar cualquier cuerpo extraño de la superficie de la rueda.

Posteriormente pasaremos un paño húmedo o algún otro desengrasante.

 

 

Es verdaderamente inconcebible ver patines con las ruedas de distinto diámetro o cónicas por el uso.

Pocos son los patinadores que tienen el hábito de variar periódicamente la posición de las ruedas, los patines están diseñados para que las ruedas tengan el mismo diámetro.

 

Es importante aconsejar a los patinadores que realicen periódicamente la rotación de las ruedas, de manera que estas conserven un diámetro igual y que la superficie radial de la rueda tenga una total adherencia sobre el piso.

 

El funcionamiento mecánico del patín

Uno de los aspectos que menos preocupa a los patinadores es el funcionamiento de los patines, pero es importantísimo entender cómo funciona la dirección de los patines y las causas que se originan por el descuido de ésta.

Los movimientos o trak están sujetos en dos puntos que son el pivote, perno esférico o Ball Pivot y entre las gomas que están sujetas por un perno central o King Pinn, donde se regula la presión de las gomas.

 

 

Actualmente la mayoría de los patines de competición traen el pivote o perno esférico regulable, que debe estar correctamente asentado en los apoyos esféricos para brindar una dirección segura y sin que el patín tienda a variar su dirección.

Cuando los pernos esféricos o Ball Pivot se gastan deben ser regulados o cambiados, debido a que se produce un juego entre el perno y el asiento y la dirección del patín oscila, transfiriendo el trabajo al perno central o King Pinn por lo que éste se corta.

En los patines donde el pivote está fundido en una sola pieza en el trak, se debe cambiar el trak completo.

Implementación del patinador

El ideal es que un patinador debería tener siempre:

  • Un juego de rodamientos (16)
  • Un juego de ruedas - pernos y tuercas para fijar los botines (4)
  • Tuercas para las ruedas (4)
  • Golillas de varios espesores
  • Separadores de rodamientos (4)
  • Un movimiento completo (trak)

 

 

  • Un par de cordones
  • Un papel de lija fina
  • Destornillador
  • Un rollo de tela adhesiva ancha
  • Aceite
  • Juego de llaves de los patines.

Es aconsejable enseñar la función de las llaves para ajustar los respectivos pernos.

 

..........................................................
Diseño Web Adaptativo para todo tipo de pantallas y móviles Diseño de Sitios Web HTML5 Todos los beneficios que le da su página Web Gus.s Enterprise Diseño Web y Diseño Gráfico